¿Qué es la detoxificación? Un proceso clave en nuestro organismo.

Nuestro cuerpo es una maquinaria incansable donde tienen lugar multitud de procesos de los que apenas somos conscientes. Y, aunque silenciosos, es evidente que todos ellos juegan un papel fundamental en nuestra propia salud y bienestar, ¡incluso en nuestro estado de ánimo!. Por lo tanto, saber más sobre su funcionamiento y qué hábitos de nuestro día a día son beneficiosos es importante para nosotros.

Uno de estos procesos es la detoxificación o detox como se dice comúnmente. Y sí, es probable que de primeras este palabro no te suene de nada pero, ¿qué dirías si supieras que es la forma en que tu cuerpo se deshace de todas las sustancias tóxicas?.

Efectivamente, la detoxificación es un proceso por el cual nuestro organismo expulsa todos aquellos elementos, que a la larga, pueden ser perjudiciales para nosotros. Como los productos tóxicos liposolubles, o los residuos que nuestros procesos hormonales y metabólicos dejan a su paso. Como también resultan tóxicos los residuos que se generan en tratamientos de larga duración con medicamentos, la acumulación de metales pesados a través de nuestra alimentación o la histamina.

Los órganos claves para la detoxificación son el hígado, que funciona como un gran filtro natural, al depurar más de un litro de sangre por minuto y que expulsa así todo tipo de bacterias y sustancias nocivas del flujo sanguíneo.

Otro de los protagonistas es el riñón, que también funciona como un gran filtro para nuestra sangre.

Por ellos pasan más de 1.500 litros de sangre al día y, gracias a las denominadas nefronas, distinguen los nutrientes buenos para nuestro organismo y las sustancias que no lo son, y así pueden desechar estas últimas. Además tanto los riñones como el hígado trabajan de forma sinérgica con otros órganos como el intestino, la piel y pulmones.

Aunque nuestro cuerpo lleve a cabo esta función de forma natural, es posible que no se desarrolle de la forma más óptima posible. Pero, ¿cómo saber si este proceso no se realiza tan bien como debería? Pues bien, hay una serie de indicadores que lo pueden manifestar, como la fatiga, las digestiones pesadas o los problemas en nuestra piel.

Para favorecer la detoxificación podemos echar una mano a nuestro organismo gracias a dos plantas muy comunes: el diente de león y el cardo María. Son plantas que podemos ver frecuentemente en el campo, pero quizá no sabemos los beneficios que nos pueden aportar.

El diente de león, conocido por todos como esa planta a la que soplamos sus ligeros pelillos blancos que lanzamos al viento, posee múltiples beneficios. Entre otros, es diurética, evita la acumulación del colesterol y grasas en el hígado y vesícula biliar al funcionar como agente lipotrópico. Además de estimular la secreción de bilis por el hígado vesícula biliar también tiene gran valor mineral y nutricional.

El cardo mariano es una planta de tallo carnoso y espinas violáceas que presenta decenas de propiedades. De cara a la detoxificación, tiene cualidades antiinflamatorias, activa el sistema enzimático antioxidante y ayuda a la eliminación de toxinas.

¡Escucha a tu cuerpo! Y ayúdate a estar más saludable día a día.

ANTERIOR
SIGUIENTE
2 Comentarios
    1. Buenas tardes,

      La invitamos a que contacte directamente a través de nuestro teléfono gratuito 900 181 293 o visite nuestra página web (http://www.solgarsuplementos.es/nav/inicio/index.html) para conocer todos los complementos alimenticios y elegir el que más se adecue a sus necesidades. La recomendamos que consulte con su médico, farmacéutico o en el mismo herbolario para más información. ¡Gracias y buen día!

¡Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies