¿La estación influye en la dieta que debo seguir? ¡Prepárate para el invierno!

Durante el invierno, ¡no descuides tu salud!

Además de abrigarnos para hacer más llevaderas las bajas temperaturas y evitar las enfermedades típicas de esta estación como la gripe o el constipado, debemos cuidarnos especialmente de dentro hacia fuera, siguiendo una dieta equilibrada que pueda aportarnos todos los nutrientes que necesitamos.

Aunque no nos demos cuenta nuestro cuerpo demanda más calorías para proporcionarnos calor.

Las bajas temperaturas nos llevan a dejar de lado hábitos como beber mucha agua, preparar ricas ensaladas o comprar fruta fresca.

Además en esta época se suman las festividades propias de estas fechas, todo esto produce una tendencia a comer en exceso durante gran parte del invierno.

Por eso es recomendable pararnos a pensar ¿Qué es lo que mi cuerpo necesita? De esta forma podemos tener una alimentación que cubra nuestras necesidades nutricionales y se ajuste a las exigencias del invierno.

Para planificar tu dieta no te olvides de los siguientes nutrientes:

  • Hidratos de Carbono: esenciales para mantener el nivel de glucosa de nuestro cuerpo, son la principal fuente de energía y deben constituir el 50-55% de nuestra alimentación.
  • Vitamina D3 y Vitamina C: la vitamina D3 ayuda al correcto mantenimiento del sistema óseo y contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario. La vitamina C favorece la cicatrización y la hidratación, contribuye a la formación de colágeno y sirve de apoyo al sistema inmune, lo que nos ayuda a mantener fuerte nuestras defensas con la llegada del frío.
  • Grasas: deben aportar el 25-30% de la energía total de la dieta, las grasas saturadas no deben de sobrepasar el 10%.
  • Los minerales son otros micronutrientes  imprescindibles para la actividad de las células y conservar la salud, el 1% de nuestro cuerpo está constituido por ellos.

Lo más importante es tener una dieta variada, una correcta hidratación y unos hábitos de vida saludables, como hacer ejercicio y tener una buena rutina de descanso.

Que el frío no te pare, ¡a por el invierno!

ANTERIOR
SIGUIENTE
No hay comentarios

¡Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies