El poder de los complementos alimenticios. ¿Para qué sirven?

Para que el organismo funcione correctamente y mantenga un buen estado de salud es necesario llevar una dieta equilibrada, variada y un estilo de vida saludable. En esta línea, la alimentación consiste en proporcionar los nutrientes necesarios para llevar a cabo sus funciones vitales.

Debido principalmente al ritmo de vida que llevamos, no siempre tomamos todos los nutrientes que nuestro organismo necesita, y pese a que cada vez las personas están más concienciadas de la importancia de alimentarse bien, muchas veces se hace difícil llevarlo a cabo debido a las prisas, al escaso tiempo que dedicamos a preparar la comida, etc. Además, factores externos como la contaminación, el tabaco o el ejercicio físico… ocasionan un desequilibrio en nuestros niveles de vitaminas y demás nutrientes.

Debemos saber que nuestro cuerpo está formado por más de 60 trillones de células con funciones específicas y necesidades propias, es decir, cada una de ellas requiere un determinado tipo de nutrientes para funcionar correctamente. Cuando el aporte de esos nutrientes no pueda lograrse a través de una dieta equilibrada, los complementos alimenticios pueden servir de apoyo. Y en función de la necesidad, se pueden tomar unos u otros. Según AECOSAN, los complementos alimenticios son “los productos alimenticios cuyo fin sea complementar la dieta normal y consistentes en fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias que tengan un efecto nutricional o fisiológico, en forma simple o combinada, comercializados en forma dosificada, es decir, cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras y otras formas similares, bolsitas de polvos, ampollas de líquido, botellas con cuentagotas y otras formas similares de líquidos y polvos que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias”

Un complemento puede actuar de tres formas diferentes:

  • A través de la demanda de nutrientes específicos cubriendo una necesidad
  • A través de la optimización de dieta adecuada
  • Aportando una visión integral de cuidado y bienestar

Recomendaciones en su uso

A la hora de tomar algún complemento nutricional, debemos consultar a un profesional para que nos asesore según las necesidades que crean oportunas en nuestro perfil. Además, es preferible:

  • No superar la dosis recomendada por el fabricante
  • Leer atentamente la etiqueta: forma de presentación del nutriente, cantidad por nutriente, presentación del envase, entre otros
  • Si está embarazada, en período de lactancia, sigue algún tratamiento médico o padece alguna enfermedad, consulte con su especialista antes de tomar este tipo de productos

Por lo tanto, en ningún caso, los complementos alimenticios sustituyen a una dieta equilibrada y a un estilo de vida sano. Hay que llevar una dieta sana, hacer ejercicio físico, tener hábitos saludables y dedicar más tiempo a preparar las comidas y a consumirlas.

Los complementos son un apoyo de la alimentación diaria y un aporte de nutrientes para nuestro organismo.

ANTERIOR
SIGUIENTE
No hay comentarios

¡Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies