¿Por qué los aminoácidos son fundamentales para nuestro organismo?

Todos hemos oído hablar de las proteínas y de su importancia. Son claves en la mayor parte de nuestros procesos biológicos al ser el constituyente básico de todas las células. Pero, ¿sabes de qué se componen a su vez las proteínas? Los aminoácidos son sus cimientos y para que te hagas una idea de su importancia, muchos de nuestros tejidos, músculos y células están compuestos por ellos. Son la base de todo proceso vital ya que son absolutamente necesarios en todos los procesos metabólicos. Sus funciones más importantes son el transporte óptimo de nutrientes y optimizando el almacenamiento de todos los nutrientes (es decir, agua, grasas, carbohidratos, proteínas, minerales y vitaminas).

Nuestras necesidades diarias de proteínas son en realidad de aminoácidos, por eso es importante mantener unos niveles adecuados de los mismos.

Los aminoácidos se pueden clasificar como “esenciales” y “no esenciales”, pero no te confundas, ambos tienen la misma relevancia. Entonces, ¿en qué se diferencian? Pues verás, los aminoácidos no esenciales se denominan así ya que nuestro organismo es capaz de fabricarlos. Frente a ellos, los aminoácidos esenciales presentan la particularidad de que no podemos generarlos, por lo que es imprescindible aportarlos a través de nuestra dieta.

Es curioso saber que las plantas son capaces de generar todos los aminoácidos que necesitan, pero nosotros, al igual que los animales, dependemos de su aporte externo.

Los aminoácidos esenciales son nueve (isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina), y los alimentos se pueden catalogar de más o menos nutritivos dependiendo de los aminoácidos que contengan. La leche, la carne o el pescado son alimentos con cantidades suficientes en aminoácidos

Por otra parte, a las proteínas que tienen todos los aminoácidos se las denomina completas, y suelen encontrarse en las carnes, huevos, lácteos y derivados. Por el contrario, las proteínas incompletas son las formadas por vegetales y cereales, ya que no aportan al organismo todos los aminoácidos esenciales.

Asimismo, dado el gran número de diferentes tipos de aminoácidos y sus múltiples combinaciones pueden desarrollar otras funciones como: energética y de protección del organismo por formar parte del sistema inmunológico. También participan en la regulación de la actividad de las células y los impulsos nerviosos o la reparación y el crecimiento de tejidos.

Además de todas estas funciones básicas son fuente de muchos más beneficios. Por ejemplo, previenen la fatiga muscular y ayudan a su recuperación, favorecen la pérdida de peso y contribuyen en el control del nivel de glucosa en los diabéticos. También intervienen en procesos relacionados con la inflamación.

Ahora que conoces la importancia de los aminoácidos, es interesante que tomemos nota para beneficiarnos de todas sus propiedades.

Una dieta equilibrada y rica en aminoácidos es clave para nuestro bienestar diario. También existen complementos alimenticios que pueden ayudar a complementar nuestra alimentación, cuando nuestro ritmo de vida o nuestra dieta no sean suficientes para mantener un correcto equilibrio nutricional.

 

ANTERIOR
SIGUIENTE
No hay comentarios

¡Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies