¡Cuida tu circulación durante el verano!

¡Estamos en junio! Aunque las temperaturas ya lo anuncian, a partir del día 21 de junio será oficialmente verano.  La estación estival es la preferida de muchos pero también temida por otros. El verano trae cosas buenas para la salud como por ejemplo la oportunidad de descansar y desconectar del estrés laboral, poder hacer actividades al aire libre o llevar una dieta más ligera y sana aprovechando las frutas de temporada. Por otra parte es un momento en el que no podemos descuidar la subida de temperaturas y los cambios de hábitos que pueden afectar a nuestra salud cardiovascular.

El aumento de las temperaturas es uno de los peores aliados para la circulación de la sangre. Pueden aparecer síntomas como hinchazón, sentimiento de pesadez en las piernas, la aparición de varices y el aumento de la presión arterial. Por esta razón en verano debemos cuidar especialmente nuestra circulación.

Fumar, el embarazo, los trastornos de la alimentación, y el aumento de peso son sólo algunas de las razones que pueden influir en que una persona tenga mala circulación.  Si añadimos otros factores como las altas temperaturas o el hecho de salir de nuestra rutina de alimentación, nuestra salud cardiovascular puede verse afectada. La mala circulación no entiende de edades, aunque es más común en personas de edad avanzada, debe tomarse en serio a cualquier edad.

Claves para cuidar tu corazón durante la época estival

La hidratación es muy importante durante el verano. Cuando nos exponemos a altas temperaturas, el organismo tiende a autorregular el calor corporal a través de la sudoración. La pérdida de líquidos supone un esfuerzo extra para nuestro sistema cardiovascular por tanto es importante mantener una buena hidratación.

¡Ojo con los excesos cuando comas fuera de casa! Hay que disfrutar del momento pero sin pasarse. Intenta equilibrar tu comida incluyendo platos cardiosaludables y reducir la ingesta de sal. Aprovecha las ventajas del verano y añade frutas y verduras frescas a tu dieta, gazpachos, cremas de verduras frías y el pescado azul que es rico en omega 3.

Si a parte de una rutina saludable en la que incluyas buena alimentación y deporte notas que necesitas ayuda, puedes recurrir a los complementos alimenticios para mantener y apoyar a tu sistema circulatorio.

¿Qué nutrientes te pueden ser de gran ayuda? La combinación sinérgica de sustancias del grupo de flavonoides pueden ser de gran ayuda como por ejemplo el mirtilo que optimiza la integridad del sistema vascular estabilizando el colágeno vascular, protegiendo los vasos sanguíneos y evitando su inflamación. El castaño de indias es una planta rica en flavonoide conocida por sus agentes antiinflamatorios con propiedades astringentes.
La rutina puede ejercer efectos protectores sobre el sistema circulatorio fortaleciendo los capilares y proporcionando efectos antioxidantes al igual que la semilla de uva interviniendo en los mecanismos que evitan la inflamación.

Por último, los ácidos grasos Omega 3 incluidos en los complementos alimenticios pueden ser perfectos en caso de que no consumas con frecuencia pescado azul.

Siguiendo estos consejos sólo tendrás que preocuparte por disfrutar de tus vacaciones y de cargar las pilas para la vuelta a la rutina. ¡A disfrutar!

 

 

ANTERIOR
SIGUIENTE
No hay comentarios

¡Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies