Una buena digestión es sinónimo de bienestar

Alimentarnos de una forma variada y equilibrada es sin duda una de las cosas más importantes para tener buena salud. La digestión interviene en este proceso de forma fundamental y su buen desarrollo es primordial para encontrarnos bien, al ser la vía de entrada de los nutrientes a nuestro organismo. Podemos decir que la salud digestiva es nuestra puerta al equilibrio nutricional.

Los alimentos contienen nutrientes que tienen que ser correctamente procesados para que el cuerpo sea capaz de asimilarlos. Para poder absorber los nutrientes de los alimentos, estos entran en nuestro cuerpo a través de la boca y tienen que ser transformados en un proceso en el que interviene todo el aparato digestivo y otros órganos relacionados.

La digestión es un proceso compuesto por muchas etapas, comenzando por masticar, pasando por la ingesta y la acción de los líquidos estomacales que ayudan a que los alimentos se desintegren. Sin embargo, es posible que alguna de estas fases no funcionen tan bien como deberían, ya sea por razones físicas (sedentarismo u obesidad) o psicológicas (estrés o ansiedad).

Sin embargo, es posible que alguna de estas fases no funcionen tan bien como deberían, ya sea por razones físicas (sedentarismo u obesidad) o psicológicas (estrés o ansiedad).

 

Funcionamiento

Hay muchas formas de ayudar a que la digestión se realice de forma óptima. Un factor determinante es seguir una buena alimentación, es importante comer de una forma variada y saludable, incluyendo en nuestra dieta alimentos frescos como frutas y verduras y en menor medida carne, pescado, huevos y lácteos. En la medida de lo posible es recomendable no abusar de los conservantes y alimentos procesados, ya que contienen gran cantidad de aditivos que pueden ser perjudiciales para nuestro sistema digestivo.

Los alimentos industrializados y la comida rápida tampoco deben ocupar un lugar prioritario en nuestra alimentación, ya que no aportan apenas nutrientes al organismo y están repletos de grasa saturada, azúcares refinados y calorías.

¿Cómo puedo favorecer el apoyo digestivo?

En las ocasiones en las que una dieta variada y un estilo de vida saludable no son suficientes hay complementos alimenticios que pueden ayudarnos y contribuir al apoyo digestivo. ¿Cuáles? Las enzimas, además permiten reacciones necesarias para transformar los hidratos, grasas y aminoácidos. Hay muchas enzimas digestivas contenidas en los complementos alimenticios que nos ayudan a digerir mejor los alimentos, pero quizá las más conocidas puedan ser: amilasa, proteasa, lactasa, lipasa, celulasa.

Tomar una cantidad adecuada de fibra es imprescindible para el mantenimiento intestinal y general, algunas de las funciones principales de la fibra son modular el nivel de colesterol, quemar toxinas, modular la glucosa y mejorar el tránsito intestinal. Los probióticos son microorganismos vivos que en cantidades adecuadas pueden ayudar al equilibrio de la flora intestinal y el sistema inmunológico.

Las plantas también pueden contribuir al apoyo digestivo ayudando a la función digestiva y metabólica del hígado.  Los efectos beneficiosos de muchas de ellas como el comino, la manzanilla, el hinojo, el jengibre o el anís, son conocidos desde tiempos ancestrales.

Mantener un tracto gastrointestinal saludable es muy importante para nuestra salud y bienestar, sobre todo si tenemos en cuenta que a lo largo de nuestra vida pasa un promedio de 100 toneladas de alimentos por nuestro tracto digestivo.

 

ANTERIOR
SIGUIENTE
No hay comentarios

¡Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies